miércoles, noviembre 30, 2011

nintendo y yo

El caso es que @Malleys_, un muchacho de twitter, me ha solicitado que le recomiende juegos de nintendo —sin mayúscula, tradición gameriahna— al enterarse de que, a pesar de mis desplantes, de hecho sí existe una lista de juegos que apruebo e incluso adoro. No todos son de los siervos lobotomizados de Miyamoto sino que también hay de otras compañías que apaciguan su ira con títulos exclusivos. Y bueno ya que me ponía con eso he repasado toda mi relación con los piratas estos.


La NES



Sí, con 'la', acuérdense. O también 'la nintendo'. Nunca la tuve porque del Spectrum yo salté a la super poderosa y estilística Master System II, pero mi primita tenía una y claro había que probar la competencia. Fueron muchas jornadas de juego familiar de las que saqué poco en claro. No he rejugado nada de esto, de modo que me imagino que incluso lo aquí reseño como pasable hoy apesta a bazofia rancia.

Super Mario Bros. Este es el juego que hay que jugar ¿o no? Mi opinión sobre este juego es que es el Ciudadano Kane de los videojuegos. Un juego que es historia por ser pionero pero que si lo juegas ahora es un truño fino. Recuerdo que hacia el final las cosas se complicaban bastante.

Super Mario Bros. 2. No es un juegazo, pero está curioso. En mi opinión más original y fresco que la saga de la que proviene (en realidad es otro juego al que le pusieron un skin de Mario para occidente y blah, blah, blah). El final encantará a los amantes de la narrativa de hoy en día.

Bubble Bobble. No se si será porque en cooperativo es divertido hasta ver cómo se seca el alicatado del baño, pero demonios, este es el juego del que guardo mejor recuerdo. Arcade, simple, jodido como su puta madre y algo adictivo también.

Agradecimientos a mi prima por hacer posible esta parte.


Game Boy, Game Boy Pocket, Game Boy Color, ¿qué importa? Eran todas lo mismo



Me regalaron los mismos reyes una Game Gear y una Game Boy. Me compré una Pocket después de deshacerme de la vieja y la Color creo que la tenía mi hermana pequeña. A efectos prácticos una mierda, pero la única portátil funcional. Ahora hacen música con ella, la gente está pirada.

Super Mario Land. No en serio, stop it! Algo así como un Super Mario Bros. venido a menos. Tiene pelotas que con sólo unas pocas iteraciones ya acabase hasta el culo de las repeticiones de la compañía a la que medio mundo le hace la pelota por hacer precisamente eso. Esto viene a demostrar que yo con 12 añitos > TODA LA PRENSA. Merece tanto la pena como el primer Mario. Ustedes verán lo que hacen, pero es sólo una curiosidad.

❤Super♡Nintendo❤



La consola que forjó a todos los nintenderos de bien y la que me convirtió de mi paganismo seguero a la más devota tradición nintendera. Casi todo no era mérito de nintendo, pero ésa es otra historia. Gran parte de estos sí los he rejugado recientemente en PSP por lo que esto ya es una impresión con el sello de calidad de Radical Ed. Curiosamente sus títulos de lanzamiento concentran una ingente cantidad de talento en proporción al resto de la vida de la consola.

Super Mario World. Venía con la consola y es el mejor Mario que yo haya probado, lo que viene a querer decir que es el mejor Super Mario, porque aunque su segunda parte pintaba brutal era más Yoshi que Mario (yo por entonces andaba en la nueva generación, lo cierto es que Super Mario World 2: Yoshi's Island era para pobres perdedores) y su mecánica no tenía nada que ver. Bonita dirección de arte, diseño de niveles divertido, simpático, lleno de secretos, mundo semi abierto... Tal vez hoy en día no merezca echar la de horas que hay que echarle para sacar los 96 mundos pero jugar un par de pantallas no te hará mal.

The Leyend Of Zelda: A Link To The Past. ¿El mejor juego de la historia? ¿El más atemporal? ¿Lo único que impide que no queme a lo bonzo a los fans actuales de la saga (a parte de unas cuantas leyes promovidas por estirados bienpensantes)? Da igual cuándo lo juegues: te vas a enamorar de él.

Super Castlevania IV. No soy un fan de la saga. He jugado sólo a este y al Symphony Of The Night, pero me quedo con este. Por música, por estética, por desarrollo (no es un metroidvania de esos: es un avanza matando de los de toda la vida), por ritmo... Cuando me lo acabé más de 15 años después de su lanzamiento no me podía creer todo lo que había disfrutado. El control es rígido como su puta madre pero de algún modo eso se integra en el flow del juego.

Super Probotector. Me dan pena los pobres americanos jugando a sus Contras con tipos sudorosos Arnie-style que hacían movimientos inverosímiles mientras yo salvaba el mundo con una pareja de robots sacados de una paja de Masamune Shirow con movimientos sobrehumanos. Este juego debería estar en el manual de cómo crear un videojuego. Concretamente debería aparecer debajo del apartado 'acción'. Mi hermano y yo pasamos de palmar vilmente contra el final boss en normal a pasárnoslo pipa acabando con él en difícil. Lo único que ha envejecido de este juego eres tú y la industria decadente que lo parió y que se ha olvidado de hacer un juego de acción en condiciones.

U.N. Squadron. Este mata-mata es un titulazo. Y todavía se ve precioso. Joder, qué pixel art que tenía esta consola. Eso sí, es un poquitín jacor, eh. La última vez que intenté pasármelo me olvidé de cómo matar al penúltimo boss (el cabrón del techo) y tuve que renunciar :c De cuando Capcom molaba.

Axelay. Reconozco que a este juego sólo he jugado unos minutejos pero me niego a pensar que algo tan mono no sea un titulazo. Eso sí, es del tipo que luego fundaría Treasure de modo que imagino que la dificultad estará entre 'Pe-pero...' y 'FFFFFFFUUUUUUUUUUU...'

StarFox (me lo compré de importación, ¿qué pasa?). No lo he rejugado pero era una cosa bastante bien para su tiempo. Lo malo es que a mi me das una vista de cabina y me lo paso teta con lo que sea (le puse un 7 al Lair, ¿en qué estaría?). Probablemente insufrible.

Super Ghouls'n Ghosts. No recomiendo este juego porque os odie, pero viendo que la gente todavía compra lo mismo 20 años después (sí, va por la versión PSP), pues qué cojones, jugad a este que es igual (de jodido), más bonito y, conociendo vuestras malas artes, más barato fijo.

Super Mario Kart. Éste lo recomiendo por el mismo motivo que el anterior. Hay que tener una tara mental para comprar uno de estos en 2011.

Flashback. Otro de los juegos que pueden ser perfectamente de los mejores de la historia. Vale que no es precisamente exclusivo pero, al igual que El Gordo de Minnesota, yo también opino que ésta es la mejor versión. Es un juego tan cojonudo, tan bonito, tan francés... de cuando los franceses molaban en esto de hacer los juegos. Cuando eran los pioneros de la narrativa, del apartado artístico y en este caso hasta del gameplay. Llevo 20 años esperando una secuela ('P-pero Ed, si Fad…'LALALALALALA ¡OJALÁ SAQUEN UNA SECUELA! LALALALALALALALALA).

Final Fantasy VI (III aquí, ¿no?). De paso aprovecho y hago un repaso a los RPG de SNES. Mira en su momento sí, ojalá lo hubierais vivido. Muchas experiencias narrativas eran nuevas para los europeitos de entonces y había momentos mágicos. Fue precioso todo el tema ese. Y traducidos y todo. Pero hmmmmm... no. El Illusion Of Time, uno de los que yo recordaba con más cariño, ha sido un dolor volver a jugarlo. Es posible que el Secret Of Evermore se conserve mejor porque lo recuerdo algo más movidito e interesante. El Terranigma me pilló ya con una consola nueva, de modo que a saber. Mi espinita es que nunca me compré el Secret Of Mana: juego innegablemente precioso y que desató la locura por el JRPG en occidente. Puede que algún día. Al Chrono Trigger le voy a dar cuando me acuerde en la PSP, dicen que genial pero no me fío.

A lo que íbamos: Final Fantasy III o VI o lo que quieran: no.

Nintendo 64



Menudo chiste malo nos contó nintendo con esta. Menos mal, porque de no ser así lo mismo sería nintendero todavía. Me duró poco lo mío con nintendo, eh. Empezar con SNES y acabar a la siguiente generación. Lo que más me fascina de todo el asunto es que la consola que abortó mis sentimientos nintenderos sea la misma que forjó a la generación más fiel de estos atontados. Pero bueno, chistes sobre la E.S.O., la gente es gilipollas, etcétera, etcétera. Como ésta la tengo relativamente más fresca que las de 8 bits los juegos que en su momento me gustaron mucho (Turok 2) pero que han quedado más pasados que los pantalones de campana (no volváis nunca más, gracias) como que me los voy a ahorrar. De modo que vamos directamente a lo que importa:

Pokemon Snap. Juegazo. Se lo compró mi hermana pequeña pero fuimos mi hermano y yo los que le dimos canela fina. Vaya piques con las puntuaciones de las fotos. Imprescindible gritar groserías a los pokemons como si fueran las modelos vejadas de un fotógrafo famoso y cruel para disfrutar de la experiencia completa de juego. Adictivo, corto, simple y simpático. No es mucho pero es más de lo que se puede decir del resto del catálogo de esta monstruosidad.

Game Boy Advance



Y es que por mucho que yo me alejara de la gran 'm' el tener una hermanita en casa siempre te trae el enemigo a casa. De hecho todavía anda por ahí y de cuando en cuando la veo jugar con esa cosa. La consola tenía problemas más que evidentes y era una PSP de su era, solo que repitiendo todo el catálogo de la SNES. Lo cual no es tan malo, pero malo es, desde luego. A pesar de que a mi hermana le gustaban los juegos más peregrinos un verano feliz me hice con un juego de un primito mío que me hizo tilín (el primero de la lista). Posterirormente, con la PSP, me he puesto con algunas tareas pendientes.

Golden Sun. A saber cómo va la saga esta a estas alturas, pero el primer episodio estaba bien resuelto y era bonito. No es que lo recomiende con locura, pero si la historia te engancha lo mismo merece la pena echarle tiempo (aunque a saber si eso se traduce en una amarga sorpresa de cómo han ido las secuelas).

The Legend of Zelda: The Minish Cap. Hasta donde le he dado yo: un juego competente. Creo que lo dejé porque no supe por dónde avanzar. Bonito, no imprescindible pero desde luego no del montón… o tal vez sí. Algún día lo retomaré y sabré si merecía la pena realmente o no pero yo de ustedes le daba un tiento.

Advance Wars. E-S — U-N — M-U-S-T. Si te gusta la estrategia debes jugarlo y si no te gusta debes jugarlo hasta que te guste, paleto. Un juego de esos perfectos por los que la factoría nintendo tiene una fama inmerecida (porque de hecho son títulos como este: con cuenta gotas y de lustro en lustro). Como me lo pasé ya sabiendo algo del personal de la industria me hizo gracia leer el nombre de Yamauchi al final de los créditos. El último grande de la nintendo que todavía hacía juegos.

Ahhh... Jugando a la Game Boy Advance ¿se acuerdan?


Game Cube



Es que estaba tan condenadamente barata cuando se hundió y además en ese precioso color negro en vez de el violeta para maricones de la primera remesa. El caso es que yo creía que era un fan de Resident Evil y los remakes pintaban majos, majos. Luego resulta que no lo era y al final volví a vender la consola (ahora es propiedad de efebeí). Me gustaría haber jugado al Wind Waker.

Star Wars: Rogue Squadron II y III. Casi, casi le diría a cualquiera, aunque no le guste Star Wars, que se los compre. Pero va, no. Ya se que a mí los juegos de avioncitos me tiran mucho pero de verdad que éste merece la pena. Si les gustó mínimamente algún plano de alguna escena de las películas viejas deben jugarlos. El tercero incluye todo el segundo en modo cooperativo, si es que eran la leche estos de Factor 5.

Nintendo DS



Ni siquiera tengo una cerca.

Brain Training. No es un juego y como entrenamiento no vale porque el hardware cutrón este no reconoce bien las voces ni los trazos en la pantalla pero oye, yo usándolo como pasatiempo no me lo he pasado mal.

Advance Wars: Dark Conflict. Ni tan siquiera lo he probado, pero asumo que será un juegazo y el día que caiga en mis manos una DS será lo único que le meta.

Wii



LOL. Va, eso es todo. No, no están vuestros juegos favoritos, pero esta lista no iba de eso y no pienso meterme ahora con críticas negativas ni debates interminables sobre la bazofia que habéis puesto en un altar. Si tenéis preguntas casi mejor que por twitter.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tío ed!
Eres un sonier!


El ignorar TERRArlmejoractionrpgNIGMA te debería amargar el resto de tu existencia

Chenocorp

Malleys dijo...

Muchas gracias por esto Ed, probaré un buen puñado de los que has escrito aquí y empezaré el Link to the Past, que lo pillé hace tiempo en la terrible tienda de la wii y aún no lo he empezado.

Me alegra que añadas en la lista el Minish Cap pues me extrañaba que gustándote el Past dejases este al mismo nivel que el resto de la saga. De los Zelda que he jugado yo (Wind Waker, Twilight Princess, los dos de DS y el Skyward Sword) es sin duda mi favorito, te recomiendo encarecidamente que lo continúes.

Saludos de un tipo un rato nintendero que sin embargo está de acuerdo contigo, tú eres de los buenos en la ponzoñosa prensa del videojuego, Radical Tom.

P.D:"Esto viene a demostrar que yo con 12 añitos > TODA LA PRENSA." xDDDDD esta y otras perlas mejoran mucho el post, muy bien.

Radical Ed dijo...

Cuando salió el Terranigma yo ya andaba con una gloriosa máquina RISC derrapando por los verdes prados de Daytona.

Por cierto Fu me recomienda fuertemente el Majora's y por lo visto es un planteamiento tan diferente que hasta podría ser algo interesante. Por otra parte ES TAN FEO COMO EL OCARINA Y SE CONTROLA CON EL Z-TARGETING DE LAS PELOTAS DE MODO QUE LOL NO.