viernes, enero 26, 2007

Blood on the swing floor

Ayer tuve el placer de escuchar al grupo Swinging to you. Oltar es amigo de la cantante y nos convenció a efebeí y a mí para asistir al evento que tendría lugar en Ítaca. Tocando covers de muchos temas famosos –en swing claro- nos deleitaron con una noche de elegancia e inspiración. Les deseo una larga y fructuosa carrera, la cual seguiré sin duda con interés.
En otro orden de cosas quiero hacer un comunicado personal. Es cierto que hay algunos lectores que no pertenecen a mi circulo íntimo de amigos y que esto ha dejado de ser un blog personal para convertirse en algo sensiblemente más coral. Pero lo cierto es que si lo pongo aquí, más que nada es para recordármelo y para que la decisión tenga cierta firmeza. No voy a comprarme una PlayStation3. Al menos no de lanzamiento, probablemente espere a navidades. Una serie de circunstancias personales y académicas me han empujado a tomar la decisión. Nunca me he comprado un sistema de lanzamiento y me hacía ilusión, pero una flamante PlayStation3 es alimentarme con más distracción de la que necesito. Pero no se ofusquen por el espejismo de la espera. Esto no quiere decir que no tenga suficientes distracciones como para llegar a fin de año sin huellas dactilares en los pulgares.
Máxime con el maravilloso y a la vez pérfido emulador de PSOne de la PSP. Lo cual deja mi reserva en Game disponible para cualquiera que desee adquirirla de lanzamiento y no haya sido tan prudente como para reservar el verano pasado –como yo hice-. De modo que interesados, pónganse en contacto. Les prometo que los precios no serán excesivos… del todo. De modo que si todo va según lo previsto el día veinticuatro de Diciembre de 2007 jubilaré a mi PlayStation2 con exactamente siete años de vida.

2 comentarios:

guess who dijo...

Murder on the dance floor!

Ouch!

Te deseo mucha suerte con tu PSP, esa que tengo jodidamente abandonada desde Lumines II, ja, ja ja, ja.

Si te estas volviendo pobre y no apruebas ni dos asignaturas por año te recomiendo una Dreamcast. Veras ambos Crazy Taxis en toda su gloria, y ademas es cheap to run! JA!

Radical Ed dijo...

De pobre nada. Responsable... ¡dios no se si voy a poder aguantar!