lunes, noviembre 16, 2009

Anait Uncharted: Resumen del Expogames 09

Hará algo así como un mes —llego tarde hasta para nuestro ritmo habitual— me estaba levantando temprano para llegar a la puerta de La Nave, en Puente Tocinos, mientras me preguntaba a mí mismo qué clase de loco se levanta a esas horas un sábado para cubrir nada. Las cosas que tengo que hacer por mi país, que decía Bond.

expogames-cabecera



Para mi sorpresa al llegar al recinto me di cuenta de que no era la única persona del mundo con suficiente fuerza de voluntad para levantarse un sábado por la mañana. Los atareados encargados del evento apenas habían dormido unas horas —según me confesaron luego— y ahí estaban. Titánico, si me preguntan. Una vez se abrieron las puertas del evento el fruto de su trabajo hablaba por sí mismo. La puesta en escena de la sala principal había sido estudiada al detalle para que el espacio estuviera optimizado pero sin provocar agobios. Algo bastante meritorio porque el Expogames de este año ha sido todo un éxito que ha sobrepasado las más optimistas predicciones de sus organizadores. "Es todo nuestra ingeniería", afirmaría luego Manolo, uno de los responsables.

Let's party like it's 1995!

Let's party like it's 1995!


Tras el vídeo de presentación, se iniciaron las suscripciones para los múltiples torneos, todos los cuales eran gratuitos y con múltiples premios. Como suena. Mención especial al espectacular torneo de Guitar Hero: World Tour. El formato es un éxito garantizado del que hasta sus propios creadores esperan imitaciones "No puedes patentar la forma en que organizas un evento". Claro que ellos han llegado primero y están creciendo rápidamente. Buena prueba de ello era la capacidad de absorción de público que tenía el área de juego libre, donde los participantes casuales, acompañantes y los jugadores que esperaban entre torneo y torneo podían probar diferentes máquinas y juegos. Como siempre el mayor éxito fue para las viejas recreativas pixeladas, donde el amor 2D atrajo tanto a veteranos como a neófitos. El éxito y el amplio espectro de público al que iba dirigido el evento propició un acercamiento de muchos estratos de población a este mundillo, buena muestra de lo cual fue cuando, por casualidad, presencié cómo un padre le pegaba la paliza a su hijo en el Puzzle Bobble.


En la presentación se exponían las actividades y los juegos presentes en el Expogames.


Una de las cosas que más gratamente me sorprendió fue que una de las tiendas que estaban instaladas en la nave estuviera dedicada al retrogaming. Tenían a la venta una NeoGeo CD y todo. Siempre es bueno acercar estas tendencias al mainstream de consumidores de FIFAs, y por lo visto fueron partícipes del éxito del día vendiendo una buena cantidad de rarezas que yo he tenido que conseguir por métodos bastante más amargos y oscuros que acercarse y decir "Deme ese Sillent Hill 2 Special Edition que tiene usted tirado de precio" (FFFFFFFUUUUUUUUUUUUU...). Aunque desde luego no tenían tantas rarezas como en la exposición, donde se repasaba la historia de los videojuegos incluyendo rincones recónditos de la misma como la Marty (THE FUCK!!??) y la posibilidad de experimentar tú mismo la Virtual Boy, aparato por el que Yamauchi ordenó que se atropellase a su creador —diclaimer: esto último puede ser ficción—.

D=


El día transcurrió entre diversión, competición y el buen ambiente entre los participantes del evento donde, a pesar de caerse un par de actividades por problemas ajenos a la organización, no se paró hasta la hora del cierre. Llegados a este punto se emitió un vídeo de despedida y cierre donde tuvieron a bien poner a Anaitgames en los créditos (BEST SHOW EVER!). Entonces se me invitó amablemente a quedarme un rato mientras todos recogían y aprovechaban para usar las instalaciones sin el bullicio del público. Invitación que sobra decir que acepté encantado, ya tenía ganas yo de subirme a ese escenario y ponerme con el Guitar Hero Metallica en plan motherfucker yehee-ha!!. Tras una cena de ramen, empecé a hablar con Pedro, Manolo e Irene sobre lo que había supuesto el evento y los planes de futuro.


Rock, fuck yeah!

Rock, fuck yeah!


Tal y como anunciaron al final, el show se postpone hasta 2011 debido a que las necesidades de crecimiento no permitirían que en un año se organizara algo proporcionalmente más grande. Vamos, que un Expogames 2010 podría ser si se conformaran con repetir el de este año. Pero afortunadamente los que están al frente de este proyecto saben que ahora están en el punto de inflexión donde han de crecer irremediablemente o estancarse para siempre. Aunque esto pueda suponer que pase de ser un evento gratuito a uno con entradas y aforo —algo que podía haber pasado en este, dada la escala del mismo—. Repasando lo que había supuesto el día estaban visiblemente derrotados por el agotamiento, pero felices de cómo acababan de triunfar. Según ellos lo que toca ahora es descansar y evaluar los resultados para prepararse de cara al Expogames 2011, para el cual ya tienen algunas ideas, las cuales son bastante interesantes (y hasta ahí puedo leer). Nos pasamos toda la noche hablando de administración de organizaciones, de los grandes aciertos del evento —como poner Coca-Cola y Aquarius gratis... trágate esa, E3— y de lo bien que había respondido el público, tanto en afluencia como en participación.

Anaitguy on duty!

Spot me!


Al final se pasó la noche y yo no había probado el escenario rockero, pero no me importó, porque al final me lo había pasado en grande y había conocido a una gente estupenda. Ya con el polvo asentado, viendo lo bien que ha resultado todo al final y con la vista en lo que será el evento de dentro de un par de años hay una cosa que tengo bastante clara:

El próximo lo cubre un becario ¡Yo lo que quiero es participar en los torneos y patear culos!

2 comentarios:

Mothrah dijo...

Joder Ed, estás que tiras la casa por la ventana. Sin embargo noto algo acartonado tu estilo... :/


¡Aargh! cómo envidio ese Chrono Trigger.

Radical Ed dijo...

Es mi estilo anaitero. Anait Uncharted son textos sacados directamente del wordpress de Anait (algo retocados por el cambio de html) que no tenían cabida allí.