miércoles, octubre 12, 2005

El bueno de Kurt


Como cada vez que tengo ciertas obligaciones, me veo impulsado a escribir en esta página, que puede que, al fin y al cabo, no deje en la cuneta. Si tuviese gente que se pasase por aquí, o a la que le interesase lo que escribo o gente con ambas afinidades -no te ofendas Mul-, seguramente pensarán que la foto adjunta es un tanto sensacionalista o que la he puesto para atraer más público. Cosa imposible, ya que no puedo atraer lo que no tengo. Esa foto refleja una realidad que apenas he empezado a explorar en unas cuantas páginas de la red: la existencia de una comunidad de mujeres -chicas diría yo, pero no es plan de ofender aunque no me lean- que disfrutan de los videojuegos. Puede que no de una manera tan gastronómica como nuestra amiga Jess, que por cierto tiene una columna muy interesante -el punto de vista de una jugadora, ¡jugona no, por todo lo sagrado!- y opiniones propias que le hacen blanco de algunos descalificativos muy feos, aunque en realidad puede que sea el pan nuestro de cada opinión parcial sobre videojuegos vertida en la red, pero que dichos a una mujer parecen más ofensivos. Si en el foro de PS3 de Meristation un partidario de la malvada 360 sugiere que cierto usuario usará el mando a distancia de la consola para prospecciones anales de diverso calibre, todo el mundo lo asume como la cotidiana rivalidad de marcas. Pero que a una señorita le digan "¿De verdad necesitamos otro jugador con vagina que crea que su opinión vale más?" o "¡Jódete jodida panzie [sea lo que sea que significa eso], y lame PSPs mientras lo haces!" hiere un poco más tu sensibilidad de caballero. No podemos evitar ser un tanto protectores, especialmente con las chicas guapas, le pese a quien le pese. En definitiva creo que se debería explorar un poco este tema de la comunidad internauta de jugadoras, aunque es un tanto espesa por su alto contenido de inglés. Ya se sabe que fuera del mundo anglosajón la idea de videojuegos es un tanto...
Dejando el embriagador mundo femenino atrás he de decir que he leído el último ataque de ese retrógrado mundo conformado por aquellos que no han comprendido nada de ningún cambio de los últimos veinte años. Me refiero a la gente que se asusta de cada cambio. Que se aferra a lo cotidiano. Que busca un culpable cuando la desgracia se abate cerca de él. Me refiero por supuesto a él. La profunda incomprensión que muestra este triste personaje que intenta hacerse rico y famoso -lo segundo al menos sí lo ha conseguido, aunque sea más infame que famoso- me ha puesto más violento que cualquier "GAME OVER" de cualquier videojuego al que he jugado nunca.
Y para acabar una reflexión. No creo que sea la primera vez que revindico el valor artístico de la creación de un juego desde aquí, pero desde que tengo el Metal Gear Solid 3: Snake Eater, estoy más convencido si cabe. Hideo Kojima será considerado como el Spielberg de nuestra era, máxime cuando la creatividad en el mundo de las películas está tan extinta y necesitada de recursos ajenos. Sería considerado como el Kubrick si este último no fuese tan soporífero en algunas de sus obras. Ese hombre ha conseguido hacer una apología de la filmografía de Kurt Russell y que le aplaudan por ello. No me he acabado el juego todavía y ya se que es una obra sin parangón. Todas las críticas vertidas sobre él son del todo infundadas y vienen por parte de los que no han visto la evolución del videojuego hacia una forma de expresión, no como un mero pasatiempo y que por tanto están en demasía obsesionados con el aspecto jugable de aquellos juegos que no dependen de este como principal atractivo. En todas partes ha de haber sectores reaccionarios para con los cambios, y los videojuegos no son una excepción. Si leéis algo de prensa mínimamente independiente como Gamerah.com o theGame.mag -que ya no se puede leer y cuyo redactor puntuó con un siete sobre diez a la tercera parte de la saga por inmovilismo respecto a sus predecesores y por sus largas conversaciones por radio- encontraréis este tipo de opiniones, que por supuesto son respetables como la que más. Pero yo con casi un cuarto de siglo en mi haber no busco sólo un comecocos con normal mapping ¿no? A Hideo, que le gusta mucho mentir, se le ha ocurrido volver a decir que la próxima entrega no la dirigirá él. Aunque al final ha acabado diseñando, escribiendo y dirigiendo todas las entregas. Aunque estaría bien volver a ver algo variado en su videografía sería una lástima que en sólo uno de sus juegos "Solid" llevases a Snake, ya que el éxito de la primera entrega se deriva del carácter del personaje y del buen doblaje, pero ese ya es otro tema. Esperemos que con su recién adquirida independencia con Kojima Productions pueda desarrollar todo su talento artístico, y desde aquí le deseo la mejor de las suertes.

6 comentarios:

Tetsuo dijo...

Yo te leo nene, me mola lo que escribes.
Hay que adaptarse a los cambios. ¡Viva la Revolutión!

MUL dijo...

Si en la otra no te conteste, es que no sabia que ponerte, pero aqui si.

Te dije que era una puta obra maestra el MGS3. Pero tardaste en cogerlo. Es algo pesado a veces, pero una puta obra maestra

Radical Ed dijo...

Gracias usuario anónim... digo, ¡Gracias chicos! XD

Vaselinico_anal dijo...

Che quina calor que fa... No me he leido el texto porque hoy tengo la vista turbia, pero reconozco el valor artistico de la obra. Un hurra por este amigo de indigentes y hombro de las prostitutas senegalesas.

Radical Ed dijo...

¿Nos estaremos haciendo grandes, por aquello se que se nos cuelan idiotas como en Gamerah?

Oltar dijo...

Sep nene, es lo que tiene la popularidad.