sábado, noviembre 25, 2006

Esto es cine, y no Almodóvar

Estoy extasiado. Desde mi primera visión de Braveheart en los desaparecidos Salzillo, no había vuelto a ver una película tan perfecta en todos sus apartados. Actores, fotografía, banda sonora, dirección, historia,… todo raya a un nivel altísimo. Hablo de la adaptación al cine de la novela de Suskind “El perfume”. Como estoy seguro que escribo para gente culta, no hará falta que comente el argumento de la misma. Bueno, ahora que recuerdo tenemos a Radical Ed, que considera a Potter como un exponente de la literatura fantástica (anda que ya te vale).

En esta joya literaria, se cuenta la historia de Jean Baptiste Grenouille, que repudiado por su madre, crece en un orfanato, consciente de ser único. Y es que para él, el resto de la humanidad está ciega y sorda hacia algo que él considera fundamental, los olores. Para él, el éxtasis proviene del olfato, diseccionando la multitud de olores que se propagan en el Paris del siglo dieciocho. Para él, no hay buenos o malos olores. Todo le atrae y sólo busca la novedad, la originalidad. No quiero destripar la historia, pero al final su búsqueda le lleva a la creación de un olor propio, el perfume.

Este libro es extraño. Cuando alguien me pide que le recomiende algún libro, nunca me acuerdo de esta obra. Pero de vez en cuando, aparece en alguna conversación, y no puedo reprimir una sonrisa. Es como aquel arroz que tomaste en tal sitio, o aquella canción que oíste con alguien (hombre o mujer, aquí no discriminamos a nadie) De vez en cuando vuelve a surgir de las profundidades de tu subconsciente, y vuelves a quedarte extasiado por su belleza.

Como buen hijo de mi época, pensé en como este libro que trata sobre algo tan inmaterial como las fragancias, podría ser trasladado a la gran pantalla. Sinceramente lo vi casi imposible. Pero un “kartoffen” traga cerveza me ha hecho tragar mis palabras y rendirle pleitesía. Con una fotografía increíble, unos movimientos de cámara perfectos, consigue que “veamos” el olor de una piedra, de una ciruela, del agua, del cielo,… Y es que la película es precisamente eso, el intento de transmitir, por parte de Grenouille hacia el espectador, sus impresiones olfativas. Es como si intentamos describir los colores a un ciego. Las palabras no nos bastan. Pero Tom Twyker (quedaros con ese nombre, que ya le veo dando el salto a los USA) lo logra. Mientras Stanley Kubrick (director sobrevalorado) dijo que esta obra era “infilmable”, Twyker puso manos a la obra y consigue transmitir esa mezcla de repulsión y belleza que destilaba el libro de Suskind. Recordemos que Grenouille no discrimina olores, tanto el olor de la podredumbre como el de las flores son maravillas para él.

La banda sonora merece su propio apartado. Me recuerda a las b.s.o. de las películas de Tim Burton, en su acierto de crear pasajes de gran belleza, pero a la vez inquietantes, que nos atraen aun sabiendo que el diablo se esconde detrás. Aparte de esas piezas instrumentales, aparecen coros femeninos que apoyan el transcurso de la película. Yo no soy de los que se fija en las bandas sonoras de las películas, pero pocas veces he visto una deuda tan grande del director hacia los compositores. Al nivel de casos como “Carros de fuego” o “Braveheart”.

En cuanto al staff de la producción, no sé de donde habrá salido el actor protagonista. Sacado por el google, veo que se llama Ben Wishaw, y no sé si habrá sido su primer gran papel (supongo que sí) pero me parece perfecto para el papel. Consigue darle ese carácter solitario, egocéntrico y a la vez necesitado, excelso en un campo y un paria en todos los demás. Muy grande este chaval. También vemos a otros actores conocidos como Rickman, pero quedan difuminados por el gran papel de Wishaw, el cual eclipsa al resto del reparto. Excepto por supuesto al gran Baldini, interpretado por Dustin Hoffman. Para que vamos a hablar de él. Es como mentar a Mozart, no hay discusión posible.

Para acabar sólo comentar que no quiero que nadie vea esta película como una gran película al uso. Al salir de la sala, oía a mucha gente comentar “pues está bien”, “buena historia”, “el final está guapo”,… No. Es una película exigente. Requiere atención y dedicación. Cada vez veo más el caso de guiones masticados, preparados para el consumo rápido de las masas. Aquí tratamos de algo más complicado, que si bien puede no atraer a todos, no podemos negar que es una delicatessen, una pequeña joya que se hundirá en mi subconsciente. Y que de vez en cuando volverá a emerger. Y de nuevo volveré a sonreír. Gran película.

P.D. ¿Sabéis que esta es la entrada 101? Que mayor te has hecho. [NdEd: ¿Sabéis que "sabéis" lleva acento, ilustrísimo literato tragador de sagas dragonlanceras e hiperianas?]

6 comentarios:

efebei dijo...

Doctor, escribe usted de una forma un tanto amanerada.

"Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón" sí que es una obra culta y trasgresora, esto... ¡Que viva Almodovar y el cine español!

dr Manhathan dijo...

Todo es culpa de la capa de educación que me han dado los valencianos. Y porque no me has oído, que el acento se me ha deformado de forma asquerosa.

La contundencia foránea [editado] ya sólo me sale borracho u oyendo Manowar. Vamos, tomando cerveza en la Boca del Lobo :)

Radical Ed dijo...

"Decir que la novela tiene una larga lista de seguidores, en la cual me siento orgulloso de no incluirme"
Antonio Gasset, Días de Cine

"Interpretado por un Dustin Hoffman venido a menos"
Días de Cine

Entre eso y el pedazo de spoiler que me han hecho mientras la ponían a parir... no se, no se...

PD: También he puesto unas fotillos de Maesse Rickman que es el puto amo y seguro que lo único pasable de la peli.

Dr Manhattan dijo...

Al fin he encontrado el único espectador que le quedaba a ese prepotente de Gasset. ¿Para qué ver el programa, si lo único que vale la pena son sus chorradas, que terminan saliendo en los zapping?

Bromas aparte, al menos para mí, la película vale la pena, y no tanto por la trama (otro thriller de psicopata) como por la calidad del propio film.

Eso sí, si te gusta Rickman, mejor piénsatelo, porque es un poco flojo. Pero supongo que es más por esa escena final, en el patíbulo, que me cabreó un huevo.

Y no se me olvida. Menuda basura de cambio. Esos colores... el blog se ha vuelto "rarito".

Radical Ed dijo...

Has entrado en mitad de las pruebas XD
Es que como no se html lo hago con ensayo error.

yc dijo...

no me parece para tanto y el final es un cagorro. tres cuartos de hora menos y hubiese sido hasta una película buena.