lunes, noviembre 13, 2006

La verdad está ahí fuera

Nunca las conspiraciones por el control del mundo se habían visto tan reafirmadas como en esta noticia. Al parecer Microsoft y Sony han quedado muy por detrás de la cada vez más gigantesca Electronic Arts. Y todo viene de Battlefield 2142, que me temo ha dejado de ser un objetivo de compra para pasar a ser el anticristo encarnado.

Al parecer la gente había detectado que al ejecutar Battlefield, aparecía otro programita que era capaz de adquirir tu IP. Esto ya lo hizo Microsoft con el MSN, y nadie se ha quejado (o al menos, no con la suficiente fuerza)

Lo curioso es que el spybot de Battlefield tiene una segunda fase de actuación (vamos, como la invasión alienígena de Expediente X). Y es que marcas de todo tipo, pagarían a EA por ser anunciadas dentro del juego. Las IPs serían utilizadas para asignar la publicidad a los jugadores que más se pudieran interesar. Es decir, tendríamos banners de Carrefour o Telecinco dentro de un juego por el que hemos pagado 60 €. Y ahí es donde veo el problema.

Si con esta publicidad nos encontráramos juegos que se rebajan a 20 o 30 €, magnífico, yo sería el primero en aplaudir la idea. Pero si esto sólo sirve para que EA siga adquiriendo compañías y engordando sus cuentas, por ahí no paso. Además, odio esta persecución del usuario, donde el anonimato que nos daba internet, se ve cada día más amenazado por estas iniciativas. Lo que no sé es porque cualquier movimiento de Microsoft se mira con lupa, mientras otras compañías-monstruo nos las cuelan sin más.


Sólo puede quedar uno

Ed dice: ¿No lo sabías?

2 comentarios:

Oltar dijo...

Pues sí, EA es el mal encarnado, hay que destruirla, y no es porque coga mi IP, sino para que deje de hacer NFS, Fifas y demás mierda.

Dr Manhattan dijo...

jejeje ahora viendo posts anteriores, ya sé de donde saque ese gif. Gracias por su colaboración, maestro jedi.